4/12

Hemos elegido materiales naturales y tradicionales de los cortijos del campo de Níjar: paredes encaladas, barro y madera. Las bovedillas de los techos son de barro. La viga de madera es reciclada: proviene de los derribos de una antigua iglesia del siglo XVII.